Desde 2016 trabajamos en un Programa de Aprendizaje y Servicio con los alumnos de Bachillerato. En la clase de Religión encontramos un espacio pedagógico para hacer un aprendizaje siginificativo y práctico a través del servicio en el comedor de familias del Programa Integral Vicente de Paúl en la misma manzana del Centro. Los alumnos aprenden poniendo en práctica valores solidarios y de acercamiento a familias en riesgo de exclusión social que les acercan al carácter propio de los Centros Vicencianos.